Farándula de Setas y Gambas

3136995389_c3fa3c0c8f_m

Es un plato de otoño ya que las setas u hongos son los productos de temporada que se pueden cocinar de mil y una maneras. Esta vez os traigo esta receta muy fácil de hacer y apta para todas las personas, ya estén o no a dieta, con itoleráncias o celíacos. Es un plato que da mucho juego, ya que lo podemos combinar como queramos. Esta vez me he decantado por las gambas, aunque también podemos cocinarlo con alguna carne blanca o magra. En el caso de los vegetarianos, lo pueden cocinar con más variedad de verduras  y hortalizas más añadirle seitán o tofu.

Las setas son un alimento muy bajo en grasas, ya que sólo contienen 20 calorías por 100g, gracias a su alto contenido en agua.1167854_orig

Son ricos en ergoesterol, una sustancia que se encuentra en tejidos vegetales y que por causa de los rayos solares, nuestro organismo lo transforma en vitamina D con ayuda del riñón. Favorecen la absorción del fósforo y el calcio i por lo tanto, contribuyen a la mineralización de los huesos.

Además, las setas presentan grandes cantidades de vitaminas del imagesgrupoB como la B2 (rivoflavina), relacionada con la producción de anticuerpos y glóbulos rojos y B3 (niacina), relacionada con la absorción de los hidratos de carbono, grasas y proteínas entre muchas otras funciones que realiza en el organismo.

En relación con los minerales, estas son especialmente ricas en yodo, potasio y fósforo.

INGREDIENTES:

–          Llanegas

–          Champiñones

–          Gírgolas

–          Caldo de verduras, carne o pescado (según con que se cocinen)

–          2 tomates

–          1 puerro

–          1 cebolla grande

–          Gambas o langostinos (pelados)

–          Almejas

–          Coñac

–          Aceite de Oliva virgen extra

–          Ajo

–          Cayena

–          Sal y pimienta negra

 

Elaboración:

Preparamos el sofrito con puerro, cebolla y tomate, previamente pelado, con un poco de aceite de oliva virgen y con los ingredientes bien picados lo dejamos a fuego lento durante 10-15 minutos y que se vaya pochando poco a poco. Cuando veamos que los ingredientes se han mezclado bien y están cocinados lo salmpimentamos y  reservamos.

Por otro lado, cortamos en tiras los distintos tipos de setas y las salteamos con ajo picado, cayena y unas cuantas gambas peladas en una sartén a parte. Una vez las setas han dejado ir casi toda el agua y se ha evaporado, flambeamos con un chorrito de coñac.

Una vez preparado el salteado de setas y gambas, lo mezclamos con el sofrito preparado anteriormente y añadimos un par de cucharadas de caldo vegetal o de pescado hasta cubrir la mezcla. Lo dejamos a fuego medio durante 20 minutos aproximadamente y de vez en cuando vamos moviendo para evitar que se nos pegue y así conseguir una fusión de sabores entre todos los ingredientes. Una vez veamos que queda una textura melosa, ni seco ni caloso, es el momento de retirar y servir.

Para la presentación podemos usar un plato sopero y poner  una galleta salada encima una gamba pelada a la plancha, almeja o langostino y una hojita de cilantro.

Este plato da mucho juego y permite ponerle muchos ingredientes diferentes. Por ejemplo, si no tenéis gambas lo substituís por langostino y las almejas por mejillones de roca (mejor). Otra opción para los más carnívoros, cambiar el marisco por carne de ternera o cerdo troceada en tiritas y en lugar de echar caldo vegetal le añadís caldo de carne. Os quedará un plato de otoño muy rico y sobretodo SALUDABLE!! 😉

Tarta de Algarroba

La Algarroba, la gran desconocida en la dieta mediterránea. Queridos lectores, hoy os quiero dar a conocer una rica tarta y supongo que poco conocida entre vosotros.

Es una receta dulce y original con la que vais a sorprender, seguramente, a  vuestros comensales.

Es una receta típica catalana, proveniente de la comarca del Baix Penedès (Tarragona) dónde los algarrobos son característicos en nuestro litoral mediterráneo catalán.

 

La algarroba es el fruto del algarrobo, es muy energético y bajo en grasas.

Tiene forma de vaina de unos 10-20cm de longitud y tiene un color marrón oscuro casi negro. Suele madurar entre finales de agosto y mediados de septiembre y en los meses de otoño es cuando se encuentra en su punto óptimo, es decir, estamos delante de un producto de temporada.

De la semilla de la algarroba sacamos la harina de ésta, un espesante, estabilizante, gelificante y emulsionante muy usado en la industria alimentaria, sobretodo para elaborar pasteles y helados. Por otro lado también es utilizada en la industria farmacéutica para la elaboración de cosméticos y medicamentos.

La pulpa de la semilla es dulce, suave al paladar y en muchos países subdesarrollados es consumida por los humanos. En tiempos de guerra y postguerra, muchos de nuestros abuelos la han comido como sustituto al chocolate, por falta y escasez de éste y para poder dar de comer al ganado. 

La composición de la harina de algarroba destaca por la inexistencia de gluten, por lo tanto es apta para celíacos. Es un alimento muy rico en hidratos de carbono, entre un 40-50% fundamentalmente de fructosa, glucosa y sacarosa. Sobre un 5% se compone de proteína y es muy rico en minerales, como el hierro, calcio, zinc, fósforo y potasio en más cantidad. Hay que destacar la gran cantidad de fibra que contiene (lignina y pectina principalmente) que reduce el estreñimiento, es un alimento con un alto efecto saciante y disminuye el riesgo de sufrir cáncer de origen gastrointestinal.

Ingredientes para 4-6 personas:

–          4 huevos

–          150g de almentra o nuez rallada

–          50g de harina de algarroba

–          100g de harina de maíz (ej maizena)

–          1 copa de licor de crema catalana

–          200g de azúcar integral (moreno)

–          200g de mantequilla

–          Piel de limón y naranja rallado

–          1 cucharada de canela en polvo

–          Azúcar glas y cacao en polvo (guarnición)

–          1 sobrecito de levadura

Elaboración:

Para empezar, ponemos el azúcar integral y la mantequilla en un bol y mezclamos hasta conseguir una masa. Seguidamente añadimos las yemas de huevo y continuamos con la mezcla. A continuación añadimos las ralladuras del limón y la naranja, la canela y lo batimos bien con el licor y reservamos.

A parte, tamizamos las dos harinas con la levadura, trabjando bien la masa. Incorporamos la ralladura de almendras y por último mezclamos las claras de huevo, previamente montadas a punto de nieve.

Preparamos un molde untándolo con mantequilla y un poco de harina para que no se pegue y añadimos la pasta. Dejamos cocer al horno a 180ºC durante unos 20-25 minutos, desmoldamos y cubrimos la tarta con cacao en polvo y el azúcar glas.

Buen provecho! Espero que os animéis a probarla!