Si Me Paso, Compenso y No Como

“Esta entrada participa en la 2ª Edición del Carnaval de Nutrición”

Es muy común que cuando nos pasamos en una comida o en una cena no tengamos hambre en la siguiente comida que nos toque hacer y automáticamente pasamos de comer nada o  recurrimos a una pieza de fruta o un yogur y carretera.

Bueno pues desde mis Pellizcosnutritivos quiero daros un pellizco de sentido común y dejaros de engañaros y vivir con el temor de que “si como otra vez después de una comilona no tengo que cenar para compensar”.

Desde este blog quiero transmitir que es un GRAN ERROR saltarse una comida y ayunar durante mucho tiempo ya que lo que se va a conseguir con eso, que activemos nuestro sistema de ahorro  y el cuerpo entre en una fase de “todo lo que entre en el estómago lo guardo, por si acaso”. Para evitar a toda costa que nuestro organismo quiera ahorrar y no gastar esa energía que le damos, ya que él se prepara en caso de hambruna prolongada. Mucha gente entra en este círculo vicioso, acostumbra a su cuerpo a volverse muy ahorrador y a llenarse las arcas por ser sometido constantemente en un “maltrato” alimentario, el cual hace que por sí solo se asegure esa energía que podría necesitar en caso de que la persona necesitara “huir” de una amenaza. Pero como que ya no vivimos en una selva en la intemperie ni somos unos primitivos, no olvidemos que continuamos siendo animales y nuestra naturaleza nos pide movernos y alimentarnos y no estar conectados a la red con tanto iphone, tablet y maquinitas varias que nos incrustan los traseros en un sillón. Estamos diseñados para gastar esa energía consumida, moviéndonos y haciendo ejercicio físico y someter a nuestro organismo a una actividad diaria y constante para que sea una maquina derrochadora de energía.

El método más común, antiguo, fácil, con precio anticrisis y para todos los públicos, es salir media horita a caminar a rimo rápido y disfrutar solo o en compañía del aire libre.

Así que derrocha energía en lugar de dinero!!